[COCO TEEN BLOG] †. La chica de Mariposas Ahogadas.

jueves, 9 de mayo de 2013

"Es ridículo que tu futuro dependa tanto del éxito que tienes cuando eres adolescente".
Repetí esa frase en tu cabeza varias veces.
¿Por qué cuando somos adolescentes tenemos que elegir lo que queremos por el resto de nuestras vidas? ¿Qué sabemos con 18, 20 años, lo que nos vamos a dedicar durante 50 años más de vida? ¡50 años! Imagínense todo lo que vivimos en ese tiempo, toda la madurez, todas las aventuras, los nuevos amigos. ¿Y tenemos que decidir con 18 escasos años de edad con qué instrumentos vamos a conseguir una buena calidad económica de vida? ¿Con 18 años tenemos que tener ya decidido qué es lo que nos llena, nos profundiza como personas?
Además, ¿De verdad creen que tenemos éxito cuando somos adolescentes? Si al fin y al cabo de todo lo contrario se trata la adolescencia, de caerse, cometer todos los errores del mundo, aprender a levantarse, por las malas, por las buenas, aprender, vivir, disfrutar, experimentar de TODO, todo lo incorrecto e incoherente y hacer de la vida algo independiente, hacer de la vida y de los sueños algo NUESTRO y solamente de NOSOTROS, sin que nadie se meta en el medio.
Pero igual imponen límites ridículos, como éstos. Como los de decidir que para ser "alguien" en todo el mundo, tenemos que entrar a la universidad y cursar una carrera que nos de "futuro" económico, principalmente.
Se equivocan. Ya somos "alguien" desde el momento en que nacemos. Y si no nos sentimos un "alguien" tenemos, mínimo, 50 años para descubrir qué "alguien" queremos ser.



miércoles, 8 de mayo de 2013

martes, 7 de mayo de 2013

Estoy tan bipolar que hasta llego a dudar de mi orientación sexual, por Dios. ¿Qué me pasa? :| jajajajajaja. Sí, así, con  muchas risas porque sé que necesito de un buen cuerpito masculino que me abrace ahora, ya.

El ser humano favorito.

Mi ser humano favorito tendría que ser perfectamente imperfecto. Tendría que ser la copia perfecta de los defectos. Tendría que tener una moto, de cualquier color, andar con chaqueta de cuero sin camisa, amarme como a nadie, enloquecerme hasta la punta de los pies. Tendría que parecer frío, distante e imposible, pero conmigo, todo lo contrario. Tendría que usar cada espacio de su corazón para amarme y hacerme feliz, porque eso es lo que yo pretendo hacer cuando amo. Entregarme entera, completa, con toda mi identidad y todas las experiencias que lleva mi piel.
Mi ser humano favorito hasta ahora no tiene nombre, ni apellido, pero sé que tiene alma, un alma llena de cosas que todavía no han sido descubiertas por mis manos, por mi mente. Pero que algún día, cuando nuestros "hilos rojos" se acerquen, y se desenreden, podremos probar.

Se mira al espejo y ve a otra. La otra es la chica buena, feliz, sin la menor idea de que iba a tener que pasar por todo esto. Esa chica, la sonriente, la que ya no está, la que antes era inconsciente de lo que le pasaba y quizás, se mentía a sí misma, por lo menos, sonreía honestamente, porque no tenía la menor idea de lo que sucedía. Ahora esa chica está parada frente al espejo del baño, mientras su familia da vueltas por la casa, la cocina, sus padres miran el noticiero y su hermano, por suerte, juega a la computadora. Y ella se ve allí, en su reflejo. Y se nota tan pequeña, tan perdida en su vida, en su identidad. La depresión la habita desde hace tiempo, y ella se mira y se siente un hueco, un hoyo de barro hondo, que sólo se agranda más y más con el paso de los días malos, de los días de crisis nerviosas, ansiedades y fobias. Y después, cuando los ojos ya no le lloran, se mira al espejo y simplemente se ve, sin sonreír ya por costumbre, sino porque ya el cáncer de su hermano se fue, y entonces sale del baño, y lo ve sentado, ignorante y de buen humor, como tendría que haber sido siempre. Y los demonios se van, los miedos se diluyen entre las pinturas de la casa, y el corazón vacío late fuerte, contento, vivaz. Y para ella, eso es lo más importante. Verlo a él, que le da las fuerzas a ella para ser feliz y sonreír porque así lo quiere, y no porque los demás lo necesitan. Él no la hace sentir pequeña nunca, ni aunque sea su hermana menor. Con él, ella es grande, es poderosa. Y sabe que puede con todas las tormentas que lluevan en su camino, aprende a bailar.

sábado, 4 de mayo de 2013

No les aconsejo ver "Tres metros sobre el cielo" si antes no leyeron el libro. Lloré como una loca desquiciada. 
Quiero un "H" en mi vida.
Quiero un "Patch" en mi vida.
Quiero un "Harry" en mi vida.
Quiero un "Edward" en mi vida. 
Pero solamente hay ¡Plebeyos!
Por suerte, estoy viviendo eso que enuncia la frase: "Después de la tormenta siempre sale el Sol". Y es cierto, ¡No me puede estar yendo mejor!
Estoy cambiando, la psiquiatra me dijo que me ve muchísimo mejor que las últimas veces que nos veíamos, así que no la tengo que ver sino hasta dentro de ¡Un mes! Y casi no quiero ir al psicólogo.
Es muy loco todo lo que me está pasando, todo vuelve a la normalidad, pero a una normalidad que tiene otro gustito más dulce, más azucarado como me gustan a mí las cosas. Yo estoy mejor, estoy más firme en mis convicciones y en quien quiero ser. Y eso, eso es una señal a mitad de camino.
Aparte, organicé para ir con unas amigas a ver a Tan Biónica cuando venga a la capital, así que ¡Mejor imposible!


Vasos.

Soy el vaso medio vacío. La parte media llena no me importa. Porque últimamente no puedo dejar de ver lo que me hace falta y no consigo, lo que se me prohíbe y rehuye de mi tacto. 
Es irónico que lo medio vacío sea lo que nos llene de nostalgia. ¿No? ¿Y por qué no estar alegres por la parte media llena?
Porque no interesa desde qué perspectiva se vea al vaso. Siempre va a estar medio vacío. Los vasos llenos son una utopía, como la vida en general, me parece.


sábado, 27 de abril de 2013

No crean que los abandoné, pero por ahora todo marcha bien. Estoy saliendo de mi depresión y mi hermano  no tiene más cáncer.
La felicidad me habita hasta tal punto que me deja sin palabras.

viernes, 19 de abril de 2013

One day i decided to live without feelings.

Soy un cuerpo pequeño. Sin sentimientos. Sin nada más que ganas de vivir.
Protected by Copyscape Online Plagiarism Scanner Mis textos están protegidos, no te engañes. No cometas plagio. Es un crimen.